miércoles, 15 de marzo de 2017

Tutorial: Creando Libros Decorativos en Miniatura

¡Hola y bienvenidos! La semana que viene os prometo un unboxing de los buenos, pero hoy no me ha dado tiempo a prepararlo, así pues, aquí tenéis un nuevo tutorial que puede que os sea práctico para llenar esas estanterías en miniatura que tenéis ahí desoladoramente vacías. Hoy vamos a crear libros que colocar en esas estanterías, no vamos a poder abrir estos, sólo servirán para hacer bulto, pero quedarán muy monos alineados en cualquier estantería o amontonados en el suelo o sobre un escritorio.

Materiales:

- Pasta de modelar al aire (de color blanco)
- Regla
- Rodillo
- Cuchilla para arcilla
- Papel decorado
- Pegamento (cola blanca, cola de contacto...)

Procedimientos:

1. Primero, cogemos un buen pellizco de pasta de modelar y empezamos a trabajarlo para ablandarlo, usando un poco de agua si es necesario para darle más plasticidad (sólo unas gotas), y con el rodillo aplanamos la pasta hasta un grosor de menos de medio centímetro.


2. Con la cuchilla cortamos la pasta por un borde largo para igualarla.


3. Cogemos una regla y medimos unos 2 cm desde el borde que hemos igualado, y cortamos lo más recto posible.


4. Cortamos uno de los bordes pequeños para usarlo de referencia, y colocamos la regla en un borde superior para poder cortar la pasta en pequeños trozos de 1,5 cm de ancho. Así que nos quedarán varios trozos de 2 cm de alto y 1,5 cm de ancho.


5. Cogemos cada trozo y alisamos con los dedos las rebabas de pasta que han quedado en los bordes, dándoles pequeños toquecitos para que quede todo bien liso.


6. Cogemos uno de los trozos y la cuchilla y empezamos a hacer cortes longitudinales en los dos cantos cortos y uno de los largos de la pieza para simular páginas de un libro cerrado.


7. Esperamos a que las piezas se sequen, esto puede tardar un poco, pero es importante que no estén todavía húmedas. Ahora preparamos el papel decorado para hacer las tapas. Seleccionaremos diseños bonitos y que peguen con lo que serían unas tapas de libros.


8. Cortamos una tira de 2 cm de alto y todo el largo de la hoja de papel, y usamos la pieza a la que queremos ponerle la tapa para "enrollar" la tira de papel alrededor de ésta. Enrollamos el papel en tres de las cuatro caras, marcamos bien usando los dedos el lomo del libro, y cortamos el papel a la altura del borde que sobresale.


9. Cogemos el pegamento y ponemos un par de gotas en el lomo, colocamos la pieza de pasta que son las páginas y las apretamos contra el lomo y las hojas para que quede bien pegado. Añadimos un poco más de pegamento si es necesario para que las tapas no queden abiertas.


10. Repetimos el proceso con todas las piezas, y una vez seco el pegamento, podemos empezar a jugar con la disposición de las piezas. Podemos amontonarlas o colocarlas de forma ordenada en unas estanterías.


Y aquí tenemos, unos preciosos libros decorativos que darán mucha vida a nuestras miniaturas. Puede que no se puedan abrir, pero quedarán bien monos de relleno. ¡Espero que este tutorial os sea de provecho! Nos veremos la semana que viene, pero hasta entonces...

miércoles, 8 de marzo de 2017

Tutorial: Limpiando Jueguetes Antiguos y Reacondicionándolos

Hoy os traido un 2x1, os enseñaré cómo y con qué podemos limpiar nuestros juguetes antiguos o de segunda mano que estén manchados, y cómo podemos dar vida nueva a ciertos objetos que pensamos podrían sernos más útiles si les hacemos un cambio radical.


Materiales:

- Para la limpieza:
     - Bastoncillos de algodón para los oídos
     - Agua
     - Alcohol
     - Acetona

- Para el reacondicionamiento:
     - Pincel
     - Imprimación
     - Pintura acrílica (en este caso, pintura Black Forest Green y Toffee)
     - Barniz
     - Sierra de arco
     - Papel de lija
     - Palo de madera de barbacoa


Procedimientos:

1. Limpiando suciedad:

Para la primera tarea, tenemos un mueble de Sylvanian Families, un piano blanco parte del set de dormitorio de chica que compré en el Charco de la Pava de segunda mano, por lo que estaba un poco bastante sucio. Primero de todo, limpiamos bien todo el mueble con agua jabonosa para quitar lo peor de los rastros de suciedad, frotando con un cepillo o un cepillo de dientes que ya no uséis. Una vez bien frotado, secamos con un paño y comprobamos que esté completamente limpio. Si no, con un bastoncillo de algodón, impregnado en alcohol, frotamos las partes que siguen sucias, aplicando algo de fuerza, y si la suciedad se resiste, dejamos gotear el alcohol en la zona, esperamos un poco y frotamos. Con todo esto podremos deshacernos de la mayoría de las manchas.


2. Limpiando y borrando pintura:

En nuestra segunda tarea, otro mueble de segunda mano de Sylvanian Families comprado en el Charco de la Pava junto con el piano, esta vez una estantería perteneciente al set de dormitorio infantil. Esta vez, aparte de bastante polvo y arenilla, también quería deshacerme de la pintura que venía con el mueble, la A del cajón y los números de las puertecitas, ya que quiero usarlo para el salón, por lo que esas decoraciones no pegan mucho. Limpiamos primero el mueble por todos los rincones posibles, por dentro y por fuera, primero agua, luego alcohol si es necesario, aunque este mueble, como es marrón, puede ocultar mejor las manchas que el piano blanco, por lo que no hizo falta una limpieza tan a fondo. Lo peor, sin embargo, es quitar la pintura. Cogemos otro bastoncillo y lo empapamos bien con acetona, y dejamos caer también algunas gotas de acetona sobre la parte pintada que queremos borrar. Dejamos que la acetona actúe un momento y empezamos a frotar trazando circulitos, primero de forma suave, para ir repartiendo bien el producto y dejar que vaya actuando, ablandando la pintura, hasta que vemos que empieza a disolverse; ahora es cuando empezamos a frotar con más brío y vamos mojando el bastoncillo tanto como veamos que sea necesario. Con un poco de suerte, la pintura saldrá bien. Si quedan restos, volvemos a repetir el proceso, tantas veces como sea necesario. A veces es imposible retirar toda la pintura, quedándose el fantasma de la impresión. No podemos arreglar eso, pero sí que podríamos disimularlo añadiendo nosotros algún tipo de decoración, como un trozo de papel pintado, o pintando nosotros algún motivo decorativo de nuestro gusto que tape las marcas.


3. Reacondicionando un mueble viejo:

En el Charco de la Pava también compré una estantería que resultó ser demasiado alta para lo que había planeado, además, sus colores pastel no me convencían, así pues... era el momento perfecto para sacar a relucir el ingenio.


Por la forma que tenía la estantería, pensé que la parte superior podría ser un precioso banco para una temática de jardín, mientras que la parte inferior podría aprovechar los dos estantes inferiores para hacer una estantería baja muy bonita para una boutique. Así pues, primero medí y señalicé con un bolígrafo para saber por dónde cortar, y con la sierra de arco corto lo más limpiamente posible cada pata para dividir en dos el mueble. Lijamos los rebordes que hayan podido quedar y para dejar bonita la parte superior de la estantería, con los palos de barbacoa, los pegamos para hacer un borde superior.


Ahora es momento de empezar a pintar, primero con imprimación, damos dos capas o las que necesitemos para ocultar el color base de los muebles, todo dependerá del tono que éste tenga, pero generalmente, con un par será suficiente.


Pintamos los muebles, con una o dos capas de pintura, hasta que cubra bien y quede como nos gusta. Para este proyecto, el banco quise pintarlo de un verde parecido al del set de sillas y mesa de jardín, así que compré una pintura acrílica de color Black Forest Green de la marca Americana, que era la más parecida al tono que buscaba. Un par de capas de pintura, y una manita de barniz, y el resultado ya lo podéis ver:


Es un tono totalmente idéntico.

Para la estantería, sin embargo, quería un tono más parecido al de otros muebles de interior de los Sylvanian Families, ese color crema tan bonito. Para ello escogí el color Toffee de Americana y tras una sola mano de pintura y una capa de barniz, ya podéis ver los resultados, el tono es realmente similar:


Así que ya véis, qué fácil es dar nueva vida a objetos que podríamos desechar o dejar en el olvido sólo porque se han pasado de moda o están sucios o no nos gusta cómo quedan o no nos vale para nuestro proyecto actual. Sed imaginativos y ya veréis qué buenos resultados conseguís con un mínimo de esfuerzo, dedicación y materiales.

Así que hasta la próxima vez...

miércoles, 1 de marzo de 2017

Tutorial: Creando un Biombo Decorativo

Hoy os traigo un pequeño tutorial, no muy largo porque entre el día de Andalucía y que he tenido una semana movidita, no he tenido tiempo para preparar una entrada más extensa, ¡lo siento!

Materiales:

- Cartón
- Papel decorado
- Tijeras
- Regla
- Pegamento de decoupage
- Pincel
- Imprimación
- Pintura blanca (o del color del que queráis pintar el tono base del biombo)
- Decoración adicional:
     - Fornitura de bastón de anilla
     - Hilo de punto de cruz (de un color a juego con el papel decorado)
     - Cuentas de cristal (de color a juego con el hilo)
     - Decoraciones de fimo de uñas (con formas bonitas, como flores, lazos, animalitos...)



Procedimientos:

1. Lo primero será coger el cartón. Yo tenía cartón del envoltorio de un perfume que es lo que me dio la forma de los biombos y hasta los dobleces de las solapas para que los biombos se mantuvieran en pie. He hecho una plantilla para que podáis usar esta forma exacta, que creo que queda muy mona, o podéis probar con otras formas a vuestro gusto.


2. Una vez cortados los cartones y dobladas las solapas tal como queremos para que puedan tenerse en pie, damos una o dos capas de imprimación blanca, para ocultar el color del cartón, y una vez seca la imprimación, pintamos del color que deseemos, en mi caso, en blanco.


3. Cogemos una hoja de papel decorado que queramos usar, y le damos la vuelta, y calcamos la silueta de nuestro biombo con un lápiz, así sabremos por dónde hay que cortar. Yo dejé medio centímetro en los bordes del biombo para que se vea la pintura bajo este.


4. En mi caso, no quería que fueran tres partes sólo la decoración del papel de mi biombo, así que hice más cortes para dar una impresión como de enrejado. Esto es completamente al gusto de cada cual, vosotros podríais hacer proyectos aún más complicados, o dejarlo todo completo, como más os guste. Lo importante es que quede todo bien y en su sitio. Para eso, planteé el diseño final del papel sobre el biombo, aún sin pegarlo.


5. Usando un pincel, extendemos pegamento de decoupage por la superficie del biombo y vamos pegando las partes de papel, previniendo de que queden burbujas y que las esquinas queden bien pegadas.


6. Una vez seco el pegamento, cogemos más pegamento de decoupage y lo extendemos con el pincel por encima del papel, para crear una capa protectora que haga de barniz débil. No os preocupéis si en un primer momento se muestra blanquecina la superficie, cuando se seque quedará completamente incolora y sólo se notará el pegamento por el suave brillo que confiere a la pieza, aunque no es un brillo muy evidente como el de un barniz brillo.


7. Y aquí están, los dos biombos que he creado, con distintos papeles decorados y diseño ligeramente distinto. No son una gran cosa, pero con algo de maña e imaginación, seguro que podéis hacer cosas muy elaboradas.


8. Por último, para uno de mis biombos quise darle un toque mono, ya que era para el dormitorio de mi Mirai, así que cogí una fornitura de bastón de anilla, de estas que se usan para bisutería, y le amarré un hilo de punto de cruz rosa al que pegué varias laminillas de fimo de estas que se usan para decorar las uñas, tengo un buen surtido porque aunque no las uso para las uñas, sí que vienen bien para algunas manualidades, y finalmente, para rematar el colgante, le puse un par de cuentas de cristal rosas también, enhebré una y até la otra para que hiciera de tope, cortando lo que me sobró de hilo. Cuando todo estuvo seco y terminado, pinché el bastoncillo en el nervio del cartón, justo en el doblez, que era donde ofrecía menos resistencia, y sólo dejé visible la anilla.


¿Qué os parece? Con cualquier pequeña cosa que tengamos por casa podemos hacer manualidades divertidas y que queden bien. Quizás tapones de botes puedan ser bonitos maceteros o taburetes, cartones pueden convertirse en imaginativos muebles o estantes... la imaginación es el límite. Así pues, si alguna vez queréis hacer manualidades pero no tenéis muchos recursos disponibles, echad un vistazo por casa, seguro que hay muchas cosas que ya no queréis a las que les podéis dar una segunda vida útil.

Para la semana que viene espero poder prepararos un artículo más interesante, pero hasta ese momento...

miércoles, 22 de febrero de 2017

Coleccionable: Crea y Decora tu Casa de Muñecas (1ª entrega) Unboxing

¡Hola y buena semana a todos! Hoy voy a presentaros algo especial, pues se trata de un coleccionable sobre casas de muñecas. Vi hace unos días un anuncio en la tele que ofrecía el típico coleccionable de entregas interminables y cada vez más caras, solo que éste, sorpresa de sorpresas, era sobre casas de muñecas. Esto llamó poderosamente mi atención, claro, y más aún cuando ví que la primera entrega era una vajilla de porcelana en miniatura, y me dije... tengo que ver si estos objetos podrían ir bien con el resto de mis muebles y mis nendoroids. Así que ayer fui al centro y en uno de los quioscos pude comprar la primera entrega por 1,95€. También vi ya la 2ª entrega en el primer puesto donde pregunté, un aparador precioso por 3,95€, también un gran precio, pero el mueble era demasiado grande para las nendoroids, por lo que no lo compré. Sí que podría tener una talla más adecuada para las Figma, pero no estoy interesada en hacer una casa de muñecas a esa escala, así que lo dejé correr. Si queréis más información sobre esta colección, podéis ver más sobre el tema aquí.

La primera entrega se compone de estos elementos:

1. Cuadernillo didáctico: Este cuadernillo se compone de varias secciones ilustradas a todo color:
- La Casa Victoriana: Muestra los tipos de estancias más característicos de las casas de muñecas victorianas, analizando su composición y estilo y sus principales elementos decorativos. En este fascículo se habla de la Casa Rosa María, el gran salón y el ambiente rococó.
- El Mobiliario: Muestrario de los tipos de muebles de la aristocracia europea. En este fascículo se habla de los muebles típicos en un comedor de lujo (mesa completa, aparadores, carritos auxiliares, vitrinas...).
- Los Personajes: En esta sección se describe a los personajes emblemáticos de una casa victoriana, desde los distintos miembros del servicio hasta los señores del lugar. En este fascículo se habla del ama de llaves.
- Ambientes en Miniatura: Aquí se hace un repaso por distintas localizaciones en miniatura (habitaciones, tiendas, cocinas, etc...). En este fascículo se habla de una pastelería del siglo XVIII de miniatura
- El Taller: Aquí se explican pequeños tutoriales para realizar complementos decorativos pequeños para nuestra casa de muñecas. En este fascículo se explica cómo hacer diversos elementos para un escritorio.

2. Cuadernillo de la colección: Aquí se nos habla de los elementos del coleccionable, sobre la casa de muñecas, las estancias, los muebles y la obra editorial. Todo acompañado de explicaciones y fotografías a todo color.

3. Cartilla de cupones: Para conseguir la casa de muñecas, tendremos que rellenar esta cartilla con los cupones que irán incluyéndose en las distintas entregas. Aparte de los cupones, también hay que pagar dinero, 39,95€, lo cual no estaría tan tan mal, si no subieran el precio de cada fascículo a 7,95€ a partir de la tercera entrega.

4. Formulario de suscripción: Uno puede suscribirse también para recibir en su casa cada entrega. Los suscriptores tienen ciertas ventajas, por ejemplo, se te regalan dos fascículos, cuatro figuras (una dama victoriana, caballero, hijo y sirvienta) y una muchila de picnic. A los suscriptores también les sale la casa algo más barata, 29,95€. Además, no hay gastos de envío, lo cual es conveniente.

5. Set de vajilla de porcelana.

Os aviso de que esta colección es de 70 entregas... sí, 70 fascículos, eso y nada es lo mismo, ¿eh? En total, si no nos suscribimos, la casa completa nos saldría por la friolera de 586,45€. Si nos suscribimos... la broma sale a 564,55€. Yo no seguiré esta colección (como mucho veré si hay algún mueble más que pueda interesarme, o complementos), pero para los que penséis seguirla... ahí tenéis los números, ved si os sale a cuenta.

Y ahora... vamos a la revisión de esa preciosa vajilla de porcelana:


Aquí tenemos el estuchito donde viene bien empaquetada nuestra nueva vajilla, bien protegida con plástico y colocada sobre una pieza de tacto de terciopelo, perfecta para no rayar la vajilla.


Quitamos el plástico del envoltorio, y tenemos nuestra vajilla en su lugar gracias al plástico extrusionado que encajona las piezas en la base aterciopelada.


Quitamos el plástico que hace de tapadera y al fin ahí está la vajilla... pero está tan bien encajada en la base aterciopelada que aunque ponga ésta boca abajo, las piezas no salen, así que vamos a tener que quitarlas con un poco de trabajo.


¡Finalmente! Ya hemos sacado la vajilla de su sitio. Ésta se compone de cuatro platos grandes, cuatro platos pequeños, cuatro tazas, una sopera, una fuente ovalada, una fuente redonda, una salsera y un cucharón. La tapa de la sopera no puede quitarse, es una única pieza.


Y ahora... la comparación con nuestros nendos. Empezaremos con los platos llanos, los cuales caben perfectamente en la mesita de jardín, que es más pequeña que la mesa del salón, y como véis, junto a los nendoroids, los platos no parecen fuera de lugar para nada, tienen un tamaño bastante adecuado a nuestros nendos.


Igualmente, con los platos y tazas, vemos que el tamaño es muy armonioso con nuestros nendos, sobre todo porque al ser muñecos SD, si los elementos decorativos son un pelín más grandes de lo que deberían ser, tampoco quedan mal. De todos modos, la proporción a mí me parece perfecta.


La sopera y la bandeja redonda también tienen muy buena pinta, con unos tamaños adecuados, y seguro que quedarán muy bien en mi carrito auxiliar.


Por último, la bandeja ovalada y la salsera, también tienen un tamaño adecuado.

Realmente, este set de vajilla de porcelana me encanta, y más estando a semejante precio (sólo 1,95€ por un set así? sí, gracias). Teniendo en cuenta que tiene un tamaño adecuado a las nendos, merece la pena patearse la calle en busca de un quiosco que tenga la primera entrega. En cuanto al resto? Bueno... he visto en persona el mueble aparador que viene con la segunda entrega y queda demasiado grande para las nendos, por lo que en mi caso, no me interesa, aunque quienes coleccionáis figmas y queréis una casa de muñecas adaptada a éstas, una vitrina así a 3,95€ es una ganga, animáos. ¿El resto de entregas? Bueno, la cosa cambia, pues el precio sube a 7,95€ cada una, así que ya depende de cuánto os guste o necesitéis cierto elemento. Sin embargo, casi con toda seguridad no vayan a quedar bien para nendos debido a la escala. Hasta ahora, se sabe qué es lo que incluyen las entregas hasta la 5ª, en la primera es la vajilla que hemos visto, en la 2ª la vitrina, en la 3ª la cama con ropa de cama, la 4ª trae una mesa de cocina con varios elementos de cocina (tabla de trabajo, rodillo, harinero, cesta de huevos, cesta de verduras, un pan y dos pasteles) y la 5ª un tocador muy bonito con 6 cajones y un reloj de estilo rococó. De todas estas, la única que hubiera considerado comprar sería la 4ª, pero si hubiera estado al mismo precio que la vitrina de la segunda entrega, unos 3,95€. A 7,95€ ya hay otras opciones que sé que irán perfectas para las nendos, como muebles de Sylvanian Families, pero esto no es más que mi humilde opinión.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Sylvanian Families: Set Mesa y Sillas de Jardín Unboxing

¡Bienvenidos una semana más! Este artículo será un poco más breve que el anterior, cosa normal después de haberme extendido tanto con el tutorial, aunque hoy os traigo un unboxing de uno de los sets de Epoch, esta vez, las sillas y mesa de jardín, a las que tenía echado el ojo desde que compré la heladería, ya que son perfectas para que sean una mesa de heladería o cafetería, ¿verdad? Por cierto, avisaros que en el Molino de Cienta siguen habiendo muchos sets de Sylvanian Families, y lo que no tengan, te lo pueden traer si lo encargas (yo he encargado un par de cositas), además, para febrero/marzo me han dicho que entran novedades de Sylvanian, ¡ya tengo ganas de saber qué será! Y sin mucha más dilación, ¡vamos a ello!


En la caja podemos ver a la familia conejo chocolate disfrutando de un té en el jardín... jardín que parece realmente vacío y triste, ya que sólo vemos césped. Generalmente, Epoch suele currarse más sus fotos de cajas, aunque muestren partes de otros sets o escenografía creada para la ocasión. Por supuesto, este set no incluye ni la familia de conejos ni el set de té, solamente las sillas y mesa.


Todos los items que había dentro de la caja: la mesa venía protegida con una pieza de cartón que podría venir bien para alguna manualidad, el cristal de la mesa viene dentro de un plástico protector, y los dos pares de sillas vienen empaquetadas como si vinieran de una tienda de Ikea, para ocupar el menor espacio posible. Esta vez no había instrucciones en las solapas, ya que no hay ninguna pegatina ni elementos de cartón que doblar, lo que es el set lo tenemos aquí a la vista.


El montaje de la mesa no podría ser más sencillo, sacamos el "cristal" de su funda de plástico, y lo colocamos sobre la mesa. Punto. Hay que decir que no es cristal, sino metacrilato transparente, claro, así que no os preocupéis, es casi virtualmente indestructible, los niños van a poder jugar sin peligro con ésto.


Las sillas de este set son preciosas, con muchos detalles y asientos anchos, que nos van a permitir sentar bien a nuestros nendos. También son muy estables, ya que las patas se abren, ofreciendo mayor superficie. Además, el diseño es precioso, típico de las bonitas sillas de jardín de forja a las que imita, y totalmente a juego con la mesa.


Y aquí está el set al completo, es un set pequeño pero extremadamente mono, y de un color verde bastante llamativo, perfecto para un jardín. Quizás, más adelante, haga unos cojincitos para los asientos, parece que pidiera a gritos unos cojines redonditos para ir ahí encima y acolchar el culo de nuestras nendos, jajaja. También dan ganas de crear una zona con césped para este set, quién sabe, quizás para más adelante.


Aquí tenéis a Noiz y Sakura Miku para que veáis cómo queda el set junto a nuestras nendos. Como siempre, el set casa perfectamente con el tamaño de nuestras nendoroids, y junto al set de decoración de jardín queda realmente encantador, el día que me ponga a montar un jardincito de verdad, va a quedarme una cosa muy mona y apañada.


Y aquí, el verdadero motivo por el que compré este set, para formar parte de mi heladería, ya que este set es perfecto para hacer de mesa de cafetería o algo similar. Yo creo que queda bastante mono ahí, junto al set de la tienda de helados regentada por Kaito.

En definitiva, ¿qué pienso de este set? Que aunque sea un set pequeño, sólo es una mesa y cuatro sillas al fin y al cabo, es realmente mono y creo que merece la pena, sobre todo si tenéis pensado montar escenografía con temática de heladería o cafetería o un bonito jardín, ya que los sets de mesas y sillas normales quedan más fuera de lugar para ese tipo de usos. Me encanta el diseño, es muy elegante y el color es precioso, recuerda mucho a lo que representa, los juegos de jardín de forja, y yo, desde luego, estoy muy contenta de tenerlo, porque voy a poder sacar bonitas fotos de mis nendos en sus negocios, tomándose un helado o un tecito bien rico.

Y hasta aquí llegó este unboxing, pero habrá más y mejores, os lo prometo, tengo varios pedidos pendientes de llegar a Tokyo Otaku Mode, y en cuanto me lleguen, os mostraré todas las cositas bonitas que me han llegado, pero hasta entonces...